Memoria y balance social del ODG 2022


Consulta la memoria de actividades y económica y el Balance social 2022 del Observatori del Deute en la Globalització

El año 2022 ha sido un reto para el ODG. Saliendo de la pandemia de la COVID-19, nos encontramos en febrero de 2022 en un contexto geopolítico difícil e impactante. La invasión de Ucrania por parte de Rusia tensó las relaciones internacionales y confrontó los bloques EE.UU.-Europa, por un lado, y Rusia, por el otro, con China en medio. Esto se tradujo en una serie de políticas de securitización-sanciones, el aumento del gasto público en armamento, la creación de nuevas alianzas, políticas para paliar los impactos de la crisis energética en Europa y políticas de contención contra la subida de los precios de los bienes básicos como alimentación, gasolina, transporte, etc. Desde el ODG nos organizamos para descifrar y explicar este difícil contexto y creamos un grupo de trabajo para incidir en la crisis energética.

Además, el año 2022 fue clave para reconectar con los movimientos catalanes, con el movimiento climático, feminista y con nuestra base social. Pudimos volver a la presencialidad. En nuestros actos y actividades notamos el impacto de la pandemia en nuestras vidas y cómo había afectado a nuestra capacidad colectiva para movilizarnos. Ha sido especialmente impactante y enriquecedora nuestra reconexión con las compañeras y territorios del Sur Global. En diciembre de 2022, cinco compañeras del equipo técnico del ODG viajaron a Chile y Argentina para documentar el impacto de la transición «verde» europea en los territorios y comunidades afectadas por la extracción de materias primas y la producción de hidrógeno, así como para organizarse con la red internacional en Santiago de Chile en defensa de los servicios y bienes públicos.

También hemos podido avanzar en nuestro proyecto de transitar hacia una entidad ecofeminista. Los dos principales procesos de 2022, en los que pusimos el foco, fueron la elaboración del protocolo de prevención y abordaje de las violencias desde una perspectiva interseccional y la elaboración de nuestra teoría de cambio. En cuanto a la estructura del equipo técnico, en 2022 también hemos tenido cambios. Hemos realizado el proceso de cambio del rol de coordinación política y fundraising. Y gracias al esfuerzo de búsqueda de fondos hemos terminado el año 2022 acordando apoyar al equipo técnico de 8 personas con 2 personas
más para 2023.

 

CONSULTA LA MEMoRIA 2022

Plan estratégico 2022-2024

La elaboración y las reflexiones en torno a este Plan estratégico 2022-24 han estado marcadas por un contexto político, social y personal-relacional difícil durante 2020 y 2021 debido a la pandemia, y en 2022 a causa de la invasión rusa de Ucrania y la crisis energética. Un contexto en el que se suman la emergencia climática y el incremento de las desigualdades diversas, factores que nos atraviesan en nuestro día a día y en el planteamiento estratégico. Por todo ello surgió la necesidad de elaborar un marco diferente para la estrategia política del ODG para los siguientes años, que sea flexible y clara a fin de responder al contexto político cambiante y para poder orientar las acciones de la entidad hacia un objetivo común. Decidimos, entonces, enmarcar el Plan estratégico 2022-2024 en la Teoría de cambio del ODG, que elaboramos junto con el consultor Iñigo Retolaza Eguren a principios de 2022.

Por otro lado, este Plan estratégico sigue el espíritu del último Plan estratégico 2019-21 de transformar el ODG en una entidad ecofeminista, tanto en el interior como hacia fuera de la entidad. En este sentido, en el período 2022-2024 implementaremos nuestro plan de acción del Plan de transición ecofeminista del ODG, elaborado con la asamblea y la ayuda de las compañeras de la cooperativa L’Esberla durante el período 2020/2021.

CONSULTA EL PLAN ESTRATÉGICO 2022-2024

El Balance social

El Balance Social es una herramienta de medida del impacto social y ambiental y del buen gobierno que contribuye a la transparencia y a la autoevaluación de las organizaciones y a la certificación en base a los criterios y prácticas que definen la Economia Solidaria.

Se trata de una herramienta gratuita y abierta a cualquier organización con actividad económica, sea socia o no de la XES. Hace más de una década nació de forma colectiva desde entidades y personas de la XES y desde la propia XES se ha establecido que este 2022 todas las organizaciones socias de la red la tengan que hacer anualmente como una forma de visibilizar y certificar su compromiso con el entorno desde una perspectiva feminista y con criterios de horizontalidad, equidad, cooperación y sostenibilidad ambiental.

En el caso del ODG destacamos que:

En 2022, el ODG aprobó el Protocolo de Prevención y Abordaje de las Violencias Machistas, LGTBIQ+fóbicas y Antirracistas. Durante el año 2022, hemos constituido la ComiCol para diseñar, implementar y evaluar la aplicación del Protocolo en la entidad y también en las distintas actividades públicas que llevamos a cabo.

Por otra parte, el ODG ha seguido apostando por la intercooperación con la red de proveedores de la economía social y solidaria y del tercer sector social. Aunque el volumen de intercambio de bienes y servicios ha descendido, hemos ampliado el número de entidades con las que intercooperamos, especialmente con entidades de la XES y de laFede.cat. También seguimos apostando por la procedencia de los proveedores de servicios externos (compra de bienes y servicios), por el consumo local, pero también por el impacto en la huella ecológica. Destaca que casi el 52% de nuestro consumo externo se realiza en la ciudad de Barcelona y más de un 62% en esta provincia.

 

CONSULTA EL BALANce SOCIAL 2022

Contenido relacionado

Llega a Barcelona un barco con gas de fracking argentino y con un gran impacto climático

emma

Historia repetida: cómo fracasan las asociaciones público-privadas

Maadix

Talleres: Navegar en tiempos de emergencias

emma