minerales

Per una Ley de Materias Primas de la UE justa


El ODG, junto con otras 42 organizaciones de la sociedad civil de toda Europa, nos sumamos al documento de posición sobre la Ley de Materias Primas Críticas de la UE hecho público el lunes 10 de julio. Este documento se ha presentado previo a la votación sobre la ley por parte de dos de los Comités de la UE. Las organizaciones de la sociedad civil denuncian que las agendas económicas e industriales se ponen por encima de la regulación ambiental y los derechos de las comunidades locales. Esta legislación es clave para la transición verde, y no puede que ponga por encima de todo los intereses de la industria.

 

También desde organizaciones de la sociedad civil, promovida des de colectivos del sur global, se ha enviado una carta a la Comisión Europea. Esta carta ha sido redactada para expresar la preocupación de la sociedad civil puesto que el Proyecto de Ley de Materias Primas de la Unión Europea actual no tiene salvaguardias ambientales, sociales y de gobernanza efectivas.

 

Carta

Sobre la Ley de Materias Primas Críticas:

La Comisión Europea identifica las materias primas críticas (CRM) como elementos centrales para la economía europea, en función de su importancia económica y riesgos de suministro. La Unión Europea (UE) depende de los materiales importados, que proceden de un puñado de países.

La dependencia de los materiales extranjeros se ha puesto en el punto de mira por la pandemia de la COVID-19 y las crisis energéticas posteriores, poniendo de manifiesto la vulnerabilidad de la UE en las interrupciones de la cadena de suministro. Se espera que la demanda de minerales críticos crezca en un futuro, acelerando la competencia por los recursos a nivel mundial.

La UE ha identificado 34 materias primas críticas, entre ellas un grupo selecto de 16 materiales consideradas estratégicas. Estos elementos no son sólo críticos para las industrias actuales, sino que también son integrales para sectores emergentes como la tecnología «verde», la transformación digital, la defensa y el aeroespacial.

Para abordar estos retos, la Comisión Europea propuso la Ley de materias primas críticas (CRMA) de la UE el 16 de marzo de 2023. Esta legislación está diseñada para reforzar la capacidad de la Unión para extraer, procesar y reciclar estas materias primas estratégicas y diversificar sus fuentes de importación de países de fuera de la UE, creando así una cadena de suministro más resistente y sostenible.

Ahora el debate está en manos de los Comités y se prevé que la legislación se apruebe en otoño por parte del Parlamento Europeo.

Contenido relacionado

El Plan de transición: la apuesta del ODG por ser una entidad ecofeminista

MartaPerez

Jurado internacional declara la necesidad de crear normas vinculantes para transnacionales

Maadix

Webinario | ¿Vuelven los recortes?

MartaPerez