¿Hay un riesgo para la salud (y el clima) al cocinar con gas? | Onda Cero


Mario Viciosa aclara en ‘Por fin no es lunes’ algunos puntos clave sobre el debate que se ha abierto en Estados Unidos y está empezando a llegar a los principales países de Europa. Con entrevista a Alfons Pérez, del ODG.

Nueva York tiene un calendario para la prohibición de nuevas instalaciones de gas doméstico y las autoridades de consumo federales han sugerido mayor regulación, dándose a entender que se podrían prohibir las cocinas de gas. Tras ello, la publicación de nuevos estudios que ligan el uso del gas en la cocina a enfermedades respiratorias. ¿Qué evidencias científicas se han encontrado y cuáles no?

En España el sonido del gas puede que nos recuerde a nuestra infancia. O a una casa un poco gourmet. O a una cocina profesional. Porque estos son los tres lugares donde en un sitio como España aún resiste con fuerza el gas en las cocinas. Es cierto que se ha ido reemplazando por la electricidad, pero gran parte de la España rural o la periferia de las ciudades ha vivido y vive aún con butano en la cocina, en las casas antiguas de las ciudades sigue presente el gas-ciudad, es decir, el propano primero y el metano después, que es el conocido como gas natural.

Pero, igual que aquí, poco a poco, va decayendo su uso en cocina, en EE UU está presente hasta en el 70% de los quemadores de estados como California, por ejemplo.

Bueno, primero decir que el debate sobre los efectos en la salud del gas en casa no es nuevo. En las últimas cuatro o cinco décadas se ha venido presentando evidencia más o menos sólida de los daños de quemar gas en casa para la salud de sus moradores, más allá de los efectos climáticos que la ciencia tiene bien medidos. El problema es que medir estos impactos en el hogar es más difícil. Hay que hacer estudios epidemiológicos y profundos análisis de datos.

Y el último de los estudios ha revisado algunos de esos trabajos, ha cruzado datos y ha demostrado que hay una correlación inapelable entre hogares donde se usan cocinas de gas y los casos de asma infantil. El dato: más de un 13% de los casos de asma, sobre todo en infancia, pueden atribuirse a la exposición a los tóxicos que se desprenden de la quema del gas de la cocina.

Lo que es evidente, a la luz de estos estudios, es que hay un mayor riesgo. Normalmente, combinado con otros factores. Por ejemplo, la propia contaminación de la ciudad, si vives en ella, donde se están quemando todos los días kilos y kilos de combustibles fósiles (incluido el gas) que desprenden sustancias iguales a las que respiramos en la cocina de casa.

En realidad, es una fuente más de contaminación, solo que esta la tenemos dentro del hogar y es más o menos controlable.

[Sigue leyendo y escucha el podcast]

Periodista: Mario Viciosa
Imagen:
Fecha:

Contenido relacionado

El Salto / Se aprueba el decreto para endeudar al Estado por el proyecto Castor, pero abierto a enmiendas

emma

ODG-ENCO-La Marea / Crític / Qui són i a què es dediquen els 11 multimilionaris més polèmics d’Europa?

emma

Global PPP of the Year Awards, o cómo se premia la vulneración de derechos a través de las privatizaciones

emma