ODG

No resoldrem l’emergència climàtica sense Justícia climàtica


Las estudiantes del Máster en Ciencia y Tecnologías de la Sostenibilidad de la UPC y el Observatorio de la Deuda de la Globalización (ODG) han llevado a cabo una propuesta de Aprendizaje y Servicio que pretende facilitar la capacidad de incidencia política de la ciudadanía. Utilizando la metodología de la investigación-acción, se ha producido este vídeo corto titulado «No resolveremos la emergencia climática sin Justicia climática» y tres unidades didácticas para Bachillerato y ESO, sobre la Justicia Climática.

Las investigaciones han relacionado las Declaraciones de Emergencia Climática del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya con el impacto de la extracción del gas de fracking, que llega al puerto de la ciudad.

Más allá de la revisión de literatura y recolección de datos científicos, las estudiantes han contactado por una parte, con representantes de la comunidad Mapuche, directamente afectada por la extracción de gas de fracking en el territorio de Vaca Muerta (con una extensión mayor que Catalunya), así como representantes de la empresa extractora Techpetrol y el Observatorio Petrolero Sur, todas en Argentina. Han observado muchos impactos negativos en la zona: contaminación del agua, sismicidad inducida, empeoramiento de la calidad del aire, gentrificación, irregularidades económicas, desplazamiento de los pueblos originarios, protestas, etc.

Por otra parte, han entrevistado a representantes de diferentes colectivos y movimientos sociales relacionados con el Movimiento por la Justicia Climática en nuestra casa; Families for Furture, Fridays for Future, Moviment per la Justícia Climàtica, Rebel·lió o Extinció, Climacció i Teachers for Future.

En las conclusiones se deja claro que los objetivos y acciones planteados por ambas instituciones son claramente insuficientes para llegar a la Justicia Climática en el año 2030. A pesar de que el Ayuntamiento de Barcelona ha sido mucho más inclusivo, ambicioso y preciso a la hora definir sus objetivos y líneas de trabajo, la Generalitat presentó un proceso poco transparente, en el que estaba representada parte de la industria responsable de la crisis climática, haciendo prevalecer el criterio del desarrollo económico por encima de la justicia climática, y dejando de lado otros actores como pueden ser la ciudadanía o los mismos movimientos climáticos.

La Justicia Climática requiere transformaciones en el territorio, en la sociedad, en los hábitos de la ciudadanía y sobre todo en las políticas públicas. Se requiere una visión más holística y compleja al analizar la protección del clima. Aunque no nos afecte directamente, las emisiones y el cambio climático nos afecta a todos y todas, aunque las emisiones de la extracción estén lejos. Si no se detiene la explotación en otros países, las medidas en Barcelona son insuficientes.

No resolveremos la emergencia climática sin justicia climática.

 

 

Contenido relacionado

DebtHub – para acceder a bases de datos de financiadores al desarrollo

emma

Corto animado «Alicia en el País del Dinero»

emma

Caso Castor anuncia que irá al Tribunal Constitucional

Maadix