ODG

Activistas exigen fin del apoyo masivo de la OCDE para los combustibles fósiles


Nota de prensa y acción de la Red Eca-Watch

Paris, 18 de noviembre de 2014

Esta semana en París, en un círculo secreto dentro de la OCDE se discutirá sobre la posible revisión del “pacto de caballeros” (1) en el que se ofrecen miles de millones de dólares de financiación pública al sector de los combustibles fósiles a través de las agencias de crédito a la exportación (como la española CESCE) de los países miembros de la OCDE.

El día de Hoy, antes de una reunión Del Grupo de Créditos a la Exportación de la OCDE, los activistas de la red ECA-Watch, en la cual está activo el ODG, protestaron en el exterior de las oficinas de la OCDE, buscando llamar la atención de esta institución pública, para que sus países entren definitivamente en el Siglo XXI y pongan fin a todo apoyo a los combustibles fósiles.

“Todos sabemos que los combustibles fósiles causan todo tipo de caos, incluidos los daños al medio ambiente y para la salud humana, la violación de los derechos humanos y el daño al clima. Los gobiernos de los países enriquecidos desempeñan un papel crucial en el apoyo a proyectos de combustibles fósiles a través de sus agencias de Créditos a la Exportación. Ante la próxima Cumbre Internacional sobre el Clima (París, 2015), y en el contexto de un modelo de adicción frente a los combustibles fósiles, la OCDE y las agencias de crédito a la exportación tienen el deber moral de detener el apoyo a los combustibles fósiles, para contribuir en la lucha contra el cambio climático”, explica Doug Norlen, Amigos de los EE.UU y miembro de la red ECA-Watch (2).

Las Agencias de Crédito a la Exportación (ECAs por su siglas en inglés) proporcionan garantías, seguros y préstamos gubernamentales dando respaldo a las corporaciones privadas para promover las exportaciones y proyectos en el exterior. El apoyo de las ECAs sólo para el carbón, el peor responsable, entre los combustibles fósiles en términos del cambio climático, ha sido enorme. La OCDE ha proporcionado como mínimo 32 mil millones de US $ entre 2007 y 2013 para las plantas de carbón y las minas, de acuerdo con los datos recopilados por el Consejo de Defensa de Recursos Naturales. Por ejemplo, el gobierno francés por sí solo, que será sede de la Conferencia sobre cambio climático el próximo año, apoyó con 1,2 millones de euros las exportaciones de Alstom para sólo dos centrales eléctricas en Sudáfrica.

“Este subsidio está en total contradicción con los resultados de los/as principales científicos/as del clima. El Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ha dejado claro que con los niveles peligrosos que alcanza el calentamiento global, la mayoría de las reservas probadas de combustibles fósiles tendrá que permanecer bajo el suelo “, dice Lucie Pinson, de Amigos de la Tierra Francia y miembro de ECA-Watch. Los/as activistas recuerdan que el propio Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, pidió a todos los gobiernos a considerar poner freno a la ayuda interna y en el extranjero para las centrales de carbón.

La razón de hoy para la protesta es una consulta en el Grupo de Crédito a la Exportación de la OCDE. Desde inicios de este año, comenzaron a tener lugar discusiones sobre posibles restricciones a las centrales de carbón, a partir de una propuesta de los Estados Uniods, del Reino Unido y de los Países Bajos, par adoptar un estándar de rendimiento de las emisiones que excluirá todo apoyoa las centrales de carbón. “Esta propuesta, a pesar de que sea muy modesta, pueso que no atañe a las centrales y omite a las minas y las infraestructuras vinculadasa la producción de carbón, ya está siento cuestionada por los países miembros de la OCDE más retrógradas”, denuncia Linde Zuidema, coordinadora de la Red Eca-Watch. “Ciertos gobiernos se atreven incluso a proponer términos preferenciales (por ejemplo de plazos de amortización más largos), para ciertos tipos de centrales de carbón, los cuales ampliarían aún más el uso de carbón. La industria nacional del carbón, Alstom, Siemens o Hitachi, ejercen una fuerte presión para que se antepongan los beneficios de las empresas por encima del clima, del medio ambiente, y de los derechos humanos, lo cual es indignante”, dice Zuidema.

Notas:

(1) El Acuerdo es un “pacto de caballeros” entre sus participantes, que representan a la mayoría de los gobiernos miembros de la OCDE. Establece los términos y condiciones para que sus participantes apoyen con seguros y créditos a la exportación. 
(2) La red ECA-Watch es una red internacional de organizaciones no gubernamentales activas en la mayoría de los países de la OCDE, que trabaja sobre las Agencias de Seguros y Créditos a la exportación, sobre temas como los derechos humanos, la justicia ambiental y climática, los derechos laborales y lucha contra la corrupción.

Contenido relacionado

Mapeo 2.0. Ampliando los límites de la cartografía crítica

emma

Firma contra el TTIP y el CETA: Feliz cumpleaños Mr. Juncker

uzero

Preestreno DOCU “Free Tours, trabajar por propinas”

emma