manifestacio-8m

El ODG nos sumamos a la convocatoria de huelga y movilizaciones del 8 de marzo


Un año más, la oficina del Observatorio de la Deuda en la Globalización permanecerá cerrada el miércoles 8 de marzo por Huelga General feminista y las trabajadoras participaremos de las diferentes movilizaciones convocadas

En 2023 ha empezado con luchas y organización contra las violencias sistémicas que sufrimos mujeres e identidades disidentes, en el territorio catalán y en todas partes. Son luchas contra las violencias machistas, las guerras, la austeridad y los recortes, el extractivismo sobre nuestros cuerpos y sobre los territorios.

Esta diversidad de luchas es una respuesta frente al agravamiento de los impactos de las crisis sistémicas cruzadas: crisis de cuidados, social, económica, climática y ecológica. Crisis, en definitiva, de la reproducción social, que resultan del sistema capitalista, neocolonial y cisheteropatriarcal, que afecta a todas las mujeres e identidades disidentes, aunque de forma desigual y combinada, siendo las mujeres del Sur global, las migradas y racializadas, las de clase trabajadora, entre otras, las más vulnerabilizadas.

Las desigualdades siguen creciendo, y las mujeres e identidades disidentes seguimos estando en el centro de estas violencias sistémicas. La violencia machista y LGBTIQfóbica, lejos de reducirse, se mantiene como uno de los achaques de esta sociedad moderna. Además, el auge de la extrema derecha y sus discursos conservadores mueve hacia la derecha el debate sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y las identidades disidentes, cuestionando derechos que hemos logrado después de años de luchas y frenando el avance por la consecución de otros derechos colectivos. En este sentido, es importante reconocer que a pesar de los avances normativos de los últimos meses en el marco del Estado español todavía queda mucho camino por recorrer para que estos derechos sean reconocidos por todas.

Las violencias sociales, de cuidados y económicos se concretan en la vulneración de derechos básicos y desigualdades de acceso a la energía, el agua, la vivienda, la alimentación, la salud, la educación y/o los cuidados. Tanto la propuesta institucional de “recuperación” económica pospandemia, como los fondos europeos, como la reforma del marco de gobernanza económica de la UE sugieren que se priorizarán inversiones en la modernización de la industria y su transición supuestamente verde y digital, dejando de lado las inversiones en sectores socialmente necesarios. Todo apunta a que volvemos a una nueva ola de austeridad y más recortes en derechos laborales, en presupuestos sociales, en servicios públicos y en el apoyo a propuestas comunitarias.

Estas violencias son también extractivistas, sobre nuestros cuerpos y nuestros derechos sexuales y reproductivos, así como sobre los bienes comunes, el suelo fértil, las aguas y el conjunto de los ecosistemas, agudizando la emergencia climática y ecológica. Violencias, en definitiva, que no permiten la vida, ni digna, ni en sentido literal, ni las humanas, ni las de los ecosistemas, consecuencia de un sistema biocida focalizado en el lucro y el beneficio económico concentrado en pocas manos.

En todos estos sentidos, se pone de manifiesto más que nunca la necesidad de hacerle frente desde los feminismos y las luchas antirracistas y LGBTIQ+. Apelamos a la construcción de transiciones ecofeministas, en las que la reproducción social, el cuidado de las vidas humanas y no humanas sean un derecho y una responsabilidad también compartida entre todas.

 

Sacado de Analisis de cinco proyectos estratégicos para la recuperación y transformaciçon económica. Cómo la inversión pública socaba la transición ecofeminista . Barcelona: ODG, Colectiva XXK, OMAL i ESF (2022)

Por todo ello, desde el ODG nos unimos a las acciones de la Huelga Feminista convocada, para demostrar una vez más que si las mujeres y LGBTIQ+ nos detenemos, el mundo se detiene. Volvemos a llenar las calles de lucha feminista y que ésta sea antirracista y por la liberación LGBTIQ+. Y nos sumamos a las 13 reivindicaciones del Manifiesto de la Asamblea 8M, que son:

Por la derogación de la Ley de extranjería
En contra de las guerras
En contra de las violencias machistas
Por el derecho al propio cuerpo
Por el derecho a existir y estar fuera de la cisheteronorma
En contra del capacitismo
Por unas condiciones laborales dignas
Por unas pensiones dignas
En defensa de los servicios públicos y contra las privatizaciones
Por una educación feminista, de calidad, pública, catalana y laica
En defensa del derecho a la vivienda digna
En defensa del ecologismo
En contra de la represión

Consulta las manifestaciones y convocatorias

Contenido relacionado

Endesa frente al espejo de la soberanía popular

alfons

Informe: El Acaparamiento Energético del Estado español

emma

Oferta laboral | Técnico/a de gestión económica de proyectos

MartaPerez