Detrás del hidrógeno financiado por los Next Generation EU


Descargar archivo   

Presentamos cinc estudios de caso de proyectos de hidrógeno en el Estado español financiados por los fondos europeos para la recuperación Next Generation EU

En diciembre 2022 el Gobierno del Estado español presentó a la Comisión Europea la adenda al «Plan de Recuperación y Resiliencia. España Puede» que captará 160.000 millones de euros de los fondos europeos NextGenerationEU. Son subvenciones públicas y préstamos para gastar entre 3 y 7 años en proyectos para la modernización industrial –principalmente para la digitalización, para el sector energético, la automoción y el transporte– con el fin de realizar de forma «exprés» la transición verde y digital de la economía europea. 84.000 millones de euros serán préstamos que deberán ser devueltos a Bruselas. De los 76.000 millones de euros de subvenciones públicas, más de la mitad será entregada a través de los PERTEs, que son grandes colaboraciones público-privadas, consorcios liderados por las grandes empresas como Repsol, Enagas o Seat.

La transición energética cuenta con un rol central en estos planes de transición, especialmente después de la invasión rusa de Ucrania, dada la necesidad de independizarse de los combustibles fósiles rusos lo más rápido posible. La estrategia sobre cómo hacerlo y cómo financiarlo viene escrita en el RePowerEU que se materializará en un capítulo «extra» de los planes nacionales de recuperación y resiliencia. En el caso de España, el Gobierno promociona proyectos de transiciones energéticas basadas en la implementación de megaproyectos renovables y, especialmente, en la promoción del hidrógeno como vector energético. Solo el PERTE de energías renovables, de hidrógeno renovable y almacenamiento (ERHA) recibirá unos 10.475 millones de euros de ayudas públicas. Si analizamos los proyectos de hidrógeno y el modelo de transición que hay detrás, podemos comprobar que las propuestas sobre la mesa se caracterizan por ser grandes proyectos –muy a menudo con graves impactos ambientales, climáticos y sociales– que benefician a las empresas del oligopolio energético y se basan en un cambio de tecnología. No proponen cambios estructurales que, por ejemplo, evalúen cuáles son los usos energéticos necesarios.

La promoción del hidrógeno. Estudio de casos

El 22 de diciembre de 2021 se aprobaron las bases reguladoras para la concesión de ayudas del Programa de incentivos a proyectos pioneros y singulares de hidrógeno renovable (Programa H2 PIONEROS) en el marco del «Plan de Recuperación y Resiliencia. España Puede».

Este programa se incluye en el PERTE ERHA y está gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). El 7 de marzo de 2022 se abrió una primera convocatoria dotada de 150 millones de euros para instalaciones de producción y distribución de hidrógeno con las siguientes finalidades:

  • Usos industriales.
  • Nuevos usos en el transporte pesado por carretera, transporte marítimo, aéreo y/o ferroviario.
  • Aplicaciones estacionarias innovadoras.

El plazo para presentar solicitudes era el 6 de mayo de 2022 y la propuesta de resolución definitiva se publicó el pasado 24 de febrero. Aunque se proponía que las principales beneficiarias fueran las pymes, se aprobaron propuestas de grandes empresas fósiles y energéticas como CEPSA, Enagás e Iberdrola. En el caso de CEPSA, recibirá cerca de 13 millones de euros, cuando el límite por proyecto era de 15 millones de euros. Es importante destacar que CEPSA ha obtenido un beneficio neto de 790 millones de euros, Enagás de 375 millones e Iberdrola de 4.338 millones de euros en 2022; importes récord o muy similares a los obtenidos en los últimos cinco años. Estas ayudas públicas de la convocatoria del PERTE ERHA son a fondo perdido, es decir, no será necesario que devuelvan ni un euro otorgado en la convocatoria.

Entre las empresas beneficiarias también se encuentran Sociedades Limitadas creadas ad hoc por los proyectos, Sociedades Limitadas del sector de la energía o Sociedades Anónimas de sectores difíciles de descarbonizar, donde el hidrógeno puede tener cabida para la transición energética. Empresas como Clean Energy Venture SL o Industrias Químicas del Óxido de Etileno SA (Iqoxe) forman parte de estas sociedades.

A la espera de nuevas convocatorias del Programa H2 PIONEROS, existen otros mecanismos de financiación del fondo NextGenerationEU para los proyectos de otras etapas de la cadena de suministro del hidrógeno, como es el transporte a través de conductos o de barcos. El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) es el que tiene más números, ya que los Estados miembro pueden redactar un nuevo capítulo de sus planes de recuperación para incluir proyectos energéticos que contribuyan a la consecución de los objetivos del REPowerEU.

En el caso del transporte, Enagás ha presentado, junto con otros operadores del sistema de transporte de gas fósil europeos, proyectos de transporte de hidrógeno que puedan conectar a los diferentes Estados miembros. El conocido como BarMar es un conducto submarino que debe permitir conectar Barcelona y Marsella, y forma parte de un “corredor verde” que debe transportar hidrógeno desde Portugal hasta el centro de Europa.

La primera conclusión que podemos sacar de este análisis es que las grandes empresas fósiles y energéticas están apostando por el hidrógeno para realizar su transición energética. Además, pretenden que ésta sea con fondos y garantías públicas, cuando sus beneficios en 2022 han sido de récord o en la línea de los últimos años. Por otra parte, se sigue promoviendo un modelo energético centralizado, ya que, aunque los proyectos financiados son de pequeña escala, son una primera fase o fase piloto del proyecto que quieren acabar implementado por parte de las empresas beneficiarias. También hay que tener en cuenta los impactos que genera la producción y transporte de hidrógeno verde, como son el elevado consumo de energía, el aumento del estrés hídrico, la ocupación de tierras agrarias, el riesgo sobre la biodiversidad, fugas de hidrógeno e impactos medioambientales y sociales en países del Sur Global por la extracción de materias primas críticas.

Descargar archivo   

Contenido relacionado

Podcast Desenredades #6 | La guerra en Ucrania: subida de precios y plan de choque

MartaPerez

Metabolismo de Barcelona

Maadix

Agrocombustibles: ¿Otro negocio es posible?

Maadix