ODG

RETHINK THE RECOVERY – Una mejor salida de la crisis económica de la covid-19


El ODG es parte de la campaña europea «Una mejor salida de la crisis económica de la Covid-19 – RETHINK THE RECOVERY» liderada por Finance Watch.

El plan de recuperación de la UE de 750.000 millones de euros para enfrentar la crisis Covid-19 representa una oportunidad única para transformar nuestra economía. No obstante, a pesar de la apertura, la UE sigue confiando en teorías económicas a corto plazo desacreditadas que nos dejarán en una situación de vulnerabilidad ante un cambio climático acelerado y un nivel de vida en declive, al tiempo que los Estados miembros prevén desperdiciar una gran parte del paquete de recuperación en la reconstrucción de una economía insostenible.

Europa debe aprovechar esta oportunidad para construir un puente hacia una nueva economía sostenible y resiliente, que garantice un mejor nivel de vida para todos. Únase a nuestro llamamiento a los Ministros de Economía europeos para que reconsideren el tipo de recuperación a la que debemos dirigirnos.

Rethink the Recovery es una campaña de la sociedad civil que aboga por planes de recuperación resilientes y una reforma de las normas fiscales de la UE. Consideramos necesario que la sociedad civil una sus fuerzas para abordar esta cuestión fundamental. Esta campaña tiene por objeto contribuir a la construcción de una red de activistas y economistas que aboguen por una reforma de las normas fiscales de la Unión Europea.

Firma el llamamiento aquí.

Presentado oficialmente en junio de 2020, el plan será parcialmente financiado por los fondos proporcionados por el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia NextGenerationEU (MRR).

Finance Watch evaluó las medidas políticas españolas propuestas sobre sostenibilidad ambiental y social, así como su contribución a la recuperación económica frente a los objetivos de resiliencia.

Accede al informe sobre España y sus conclusiones.

El informe tuvo en cuenta el horizonte temporal en el que se espera que surtan efecto las medidas (largo plazo frente a corto plazo) y la alineación con los objetivos estratégicos. Dichos objetivos incluyen, entre otros, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la transición energética, la transformación digital y la sostenibilidad social. Las medidas de resiliencia se definieron como orientadas a largo plazo y se esperaba que tuvieran efectos económicos transformadores en lugar de restaurar la situación económica anterior a la crisis, que es el principal objetivo de las medidas orientadas a la recuperación.

Según el análisis, el desglose del gasto total del plan fiscal de 72.000 millones de euros es el siguiente:

 

Contenido relacionado

El Fondo de Liquidación Bancario Europeo, otro mecanismo para socializar pérdidas bancarias

Maadix

Relación entre el ébola y el modelo alimentario global

Maadix

“La mayoría de las revoluciones han tenido la opresión de la deuda como detonador”

Maadix