ODG

ODG se une a las acciones de la Huelga Feminista #8M2020


Un año más, la convocatoria de la huelga feminista en nuestro territorio y más allá, nos apela a pararnos y salir a la calle. Un año más, tenemos muchos motivos para hacerlo.

Las violencias hacia las mujeres e identidades disidentes, en nuestras diversidades y realidades, se siguen perpetuando e intensificando, impactando en nuestros cuerpos y en la vida no humana. Violencias económicas, sociales y culturales, resultantes del sistema capitalista y heteropatriarcal, y de la falta de respuestas políticas para paliarlas.

Este año se vuelve a hacer palpable la actual crisis, compuesta por varias crisis que confluyen, como son la de cuidados, la ecológica, la social y la cultural y de civilizaciones. Crisis que impactan de manera diferenciada en cuerpos y territorios, siendo las mujeres e identidades disidentes, las migradas, los pueblos originarios, las futuras generaciones -especialmente en las periferias urbanas globales y las zonas rurales en el Sur-, las más perjudicadas.

El modelo neoliberal y los procesos de financiarización que lo sustentan, impulsan un extractivismo cada vez más cruento que destruye las bases materiales que permiten vivir dignamente, entendiendo como vida la humana, la animal, la vegetal y el conjunto de ecosistemas. Es de esta manera que, a pesar de la evidencia de la necesidad de los cuidados y el medio natural para la supervivencia y la reproducción, se extiende el uso intensivo de recursos y no se tienen en cuenta los límites biofísicos del planeta , así como se generan desigualdades sociales y se vulneran derechos básicos, como son el acceso a agua y energía, para una parte importante de la población, siendo las mujeres y las identidades disidentes las más afectadas.

Denunciamos que el sistema actual ha llevado a la desposesión de importantes sectores de la población a través del recorte de derechos sociales. Los impactos se ven sustentados por el trabajo de cuidados realizado mayoritariamente por las mujeres, sin reconocimiento ni retribución económica, lo que ha conllevado el agravamiento de la crisis social y de cuidados. Esta crisis se concreta en injusticias como las cadenas globales de cuidados, que implican que mujeres del Sur global migren a países del Norte para realizar cuidados a cambio de bajos sueldos, dejando a mujeres aún más empobrecidas a cargo de los cuidados de otras personas en sus países de origen.

De la banda física y del medio, nos encontramos con una agresiva transformación del paisaje y el territorio, acelerando y acentuando fenómenos como son la emergencia climática y la pérdida de la biodiversidad planetaria, llevando a la crisis ecológica. Detrás de la misma encontramos extinción masiva de especies, migraciones, sequías, inundaciones, entre otros.

Denunciamos la emergencia socioecológica que sufren especialmente mujeres y identidades disidentes, resultando de este modelo que responde a intereses económicos en beneficio de unas determinadas personas, concentradas en las direcciones de las empresas que conforman oligopolios, como son el energético. Niegan a una mayoría social el acceso a los recursos materiales necesarios para la vida, condenándolos a no poder cubrir sus necesidades básicas, materiales y afectivas.

Este año volvemos a exigir justicia feminista, social y climática, y defendemos que la respuesta a la guerra contra la vida la construimos desde los ecofeminismos, como propuesta de construcción de alternativas al actual sistema. Propuesta que defiende poner la vida en el centro en lugar del capital, para respetar los procesos de la naturaleza y para asegurar unas condiciones de vida adecuadas y deseadas, ambientalmente sostenibles, definidas de manera democrática y que aseguren la equidad entre sectores poblacionales y el respeto en la naturaleza.

Como Observatorio de la Deuda en la Globalización, nos unimos a las acciones unitarias de la semana combativa camino al 8M, a la acción del 6M sobre ecofeminismos, y reafirmamos nuestro compromiso y trabajo con los movimientos sociales feministas, ecologistas y de defensa del clima para un cambio sistémico.

 

#VagaEcofeminista2020
#DiversesRevoltades8M
#8M2020

Contenido relacionado

Video de la jornadal: ¿Qué promueve la Unión Energética Europea?

emma

#SOMDEFENSORES

emma

Azerbaiyán: represión a todo gas

emma