La subida de tipos del BCE hurta a los Presupuestos 1.041 millones para políticas sociales | Público


El Gobierno mira de reojo a Moscú y Kiev por los efectos de la guerra en el mercado del gas, a Fráncfort por el precio del dinero y a Berlín por el riesgo de recesión en Alemania como principales factores de riesgo para sus proyecciones.

La factura de los intereses de la deuda pública de la Administración Central del Estado va a aumentar el año que viene en 1.041 millones de euros, hasta los 31.175, como consecuencia de las subidas de los tipos de interés del cero al 1,25% decretadas por el Banco Central Europeo (BCE) que preside la francesa Christine Lagarde, con el español Luis de Guindos como vicepresidente, en julio y septiembre.

Con el dinero pasa un poco como con la energía: nunca se volatiliza, solo cambia de mano. Así, en la práctica, ese aumento de la partida se traduce en que el Gobierno no podrá disponer de esa cantidad para destinarla a financiar políticas sociales o de otro tipo mientras inversores, entidades financieras y el propio BCE se la reparten en forma de rendimientos como consecuencia del encarecimiento del precio del dinero.

La documentación del anteproyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2023 que es jueves entregó en el Congreso la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explica cómo ese incremento «se produce de forma gradual debido a que un pequeño porcentaje de la deuda debe refinanciarse cada año y se ve expuesta a los mayores tipos de interés por una subida generalizada de las rentabilidades en los mercados de deuda derivada de la mayor inflación y el endurecimiento de la política monetaria».

Esa factura, que el año que viene cumplirá su décimo ejercicio por encima de los 30.000 millones de euros y que es uno de los «compromisos que deben atenderse con los créditos del Presupuesto del Estado«, se lleva el 97,3% de los gastos financieros del Estado, que ascienden a 31.330 millones de euros.

Pese a ese encarecimiento, añade el proyecto presupuestario, que se marca como objetivo reducir el ratio endeudamiento/PIB al 110% en 2025 (la emisión bajará de 75.000 a 70.000 millones en 2023) y bajar del 3% ese mismo año en el déficit, «el coste medio de la deuda del Estado en circulación sigue manteniéndose en niveles históricamente bajos», con un cierre al 1,61% en agosto de 2022 tras haber acabado 2021 al 1.64% y mientras el coste medio de las emisiones efectuadas hasta hace dos meses se quedaba en el 0,89%.

[Seguir leyendo]

Autor: Eduardo Bayona
Declaraciones de: Nicola Scherer
Fecha: 06/10/2022
Foto: Reuters
Enlace: https://www.publico.es/economia/subida-tipos-bce-hurta-presupuestos-1041-millones-politicas-sociales.html#md=modulo-portada-bloque:4col-t2;mm=mobile-big

Contenido relacionado

Nicola Scherer / Crític / “La ciutadania ha de poder fiscalitzar les empreses que es quedaran els fons del Next Generation EU”

emma

El Salto | Nazis, gas y sanciones: EE UU estrecha el cerco sobre Rusia

MartaPerez

Entrevista a Alfons Pérez / #CulturesDeResistència / Pactes verds en temps de pandèmies

emma