Espejos de Humo

Nuevo estudio tira por tierra las afirmaciones de la UE sobre los beneficios climáticos de su emblemático proyecto energético

El controvertido Corredor de Gas del Sur (Southern Gas Corridor - SGC), el proyecto energético insignia de la UE, podría ser tan intensivo en emisiones como el carbón o incluso más, revela este nuevo estudio. En menos de dos semanas el Gasoducto Trans-Adriático (Trans Adriatic Pipeline - TAP), una sección clave del Corredor de Gas del Sur, podría recibir un préstamo récord de 1 500 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

El estudio completo puede encontrarse aquí.

TAP, el tramo occidental del SGC de 3500 kilómetros de longitud, tiene la intención de llevar cada año a la UE al menos 10.000 millones de metros cúbicos (bcm) de gas azerbaiyano. Otros 6 bcm adicionales serán enviados a Turquía vía el Gasoduto Trans-Anatoliano, la pieza central del SGC. En etapas posteriores del proyecto se prevé que estas cantidades aumenten, y a partir de 2026 el SGC debería estar moviendo hasta 31 bcm de gas azerbaiyano cada año [1].

Autoridades de la Comisión Europea y de instituciones financieras Europeas han ocasionalmente argumentado que el SGC ayudaría a la UE a cumplir sus objetivos climáticos. Sin embargo, en enero de 2017, Miguel Arias Cañete, Comisario de Acción por el Clima y Energía, admitió [2] que la Comisión no ha llevado a cabo ninguna evaluación climática de lo que es en realidad el mayor proyecto de combustibles fósiles llevado a cabo por la UE en la actualidad. Ninguno de los bancos públicos que están considerando financiar partes del SGC, o que ya han proporcionado financiación, han hecho públicas las evaluaciones climáticas del proyecto.

El nuevo estudio, encargado por la Red CEE Bankwatch Network y dirigido por investigadores del Observatori del Deute en la Globalització (ODG) y de la Universitat Politècnica de Catalunya, concluye que en más de la mitad de los nueve escenarios examinados, el nivel de fugas de metano -el principal componente del gas natural y un gas de efecto invernadero excepcionalmente potente-, para el SGC es comparable a la huella climática en la generación de electricidad con carbón, o incluso mayor.

El World Energy Outlook 2017 de la Agencia Internacional de la Energía define un umbral de tres por ciento de fugas, por encima del cual la intensidad de las emisiones de los proyectos de gas natural supera a las del carbón, considerado el combustible fósil más sucio. [3]

En cinco de los escenarios considerados por los autores del nuevo estudio, la proporción de emisiones no intencionales de metano en la extracción y transmisión oscilaría entre 2,44% y 5,95%, lo que aumenta el riesgo de exacerbar, en lugar de mitigar, el cambio climático.

Además, el estudio muestra que las emisiones anuales de la primera fase del SGC superarían las emisiones totales de Bulgaria en 2015, o incluso igualarían las de Rumanía en ese año.

El 6 de febrero está previsto que el consejo de administración del Banco Europeo de Inversiones vote sobre un préstamo de 1.500 millones de euros para el proyecto TAP. Hasta ahora, el banco no ha revelado su evaluación de impacto climático para el SGC, ni siquiera para el proyecto TAP.

Anna Roggenbuck, Responsable de Política del BEI en la Red CEE Bankwatch, afirma: "Mientras Europa siga adelante con el proyecto del Corredor de Gas del Sur, los resultados de este estudio arrojan serias dudas sobre el compromiso de la UE para hacer frente a la crisis climática como parte del Acuerdo de París".

Josep Nualart Corpas, investigador del Observatori del Deute en la Globalització, afirma: "Los umbrales del carbón deben considerarse como un límite inadmisible para las fugas de metano producidas a lo largo de la cadena de suministro de gas. Como este combustible fósil se utiliza principalmente como recurso energético, deben evaluarse alternativas bajas en carbono como la eficiencia energética y las energías renovables".

 

 

[1] Ver la Evaluación de Impacto Ambiental y Social (resumen no técnico) para el proyecto del Gasoducto Trans-Anatoliano (PDF, p. 7): http://www.ebrd.com/cs/Satellite?c=Content&cid=1395256764251&d=&pagename=EBRD%2FContent%2FDownloadDocument
[2] Véase: http://www.europarl.europa.eu/sides/getAllAnswers.do?reference=E-2016-007932&language=EN
[3] Véase: https://www.iea.org/weo2017/

Temàtiques: 

  • Energía